• Bajo Ninguna Circunstancia Las Terapias Complementarias Sustituyen Ningún Tratamiento Médico Tradicional

Relación Sentimental Con Un Psicópata

Los psicópatas integrados son aquellos individuos que poseen características perversas bajo una maniobra de camuflaje que debemos conocerlas, ya que pasan desapercibidas a los ojos de las personas que interactúan con ellos.

Si bien no poseen sentimientos verdaderos, pueden relacionarse en pareja con la intención de lograr algún beneficio propio.

En sus relaciones sentimentales, en principio logran el famoso «bombardeo amoroso» por lo que es una de las primeras señales a tener en cuenta; se trata de tener una escucha activa para simular e imitar tanto los sentimientos de su pareja, como emular vivencias pasadas y llegar al punto de encuentro entre dos personas que parecen ser «almas gemelas» de hecho, es una de las cosas que suelen mencionar muy al principio de la relación, para bajar la guardia de la victima, en esa escucha activa, crean el espacio intimo y propicio para que el otro se abra de par en par y todo lo que digas luego será usado en tu contra.

No sienten culpa, ni remordimientos, ni empatía, por lo que no comprenderás como no se inmuta con tu sufrimiento ni padecimiento, si intentas hacerle ver que ha cometido un error se convertirá en tu peor pesadilla, porque sienten que ellos jamás se equivocan, y tienden a dar vuelta las cosas para culparte de su propio mal accionar.

Te creará sentimiento de culpa, de inseguridad, desconcierto, porque tu mente lógica no podrá discernir que esta sucediendo…

Son individuos carismáticos, con una personalidad camaleónica de acuerdo a cómo sienten que deben acoplarse a su entorno social, por ende, cuesta creer que una persona con una imagen casi intachable sea el victimario psicológico de su pareja, pero de las puertas para adentro, puede sentir el poder desde su gran ego, que le genera el humillar, degradar, deteriorar, manipular, mentir y engañar a su victima.

Su historial de relaciones pasadas, han sido llevadas con una intensidad difícil de sostener, y se encarga muy bien de hacerles saber a su entorno, que ha sido victima de personas desequilibradas emocional o psicológicamente, el victimario pasa a ser victima siempre de «sus malas elecciones» lo mismo hará contigo cuando deba dar explicaciones a aquellas personas que terminan teniéndole compasión porque también son manipuladas con mentiras, o cualquier distorsión de la verdad que se acople bien a su intención de seguir manteniendo socialmente una conducta ejemplar, solo que su circulo social suele perdurar en el tiempo, dado que el psicópata jamás va a mostrar su verdadera esencia, solo aquello que considere necesario para una buena imagen, o en caso de tener que victimizarse para responder por sus relaciones fallidas.

Nunca habrá manera de que reconozca sus errores, se siente infalible, con una prepotencia desmedida que puede llevarte a las intensidades mas profundas y graves que puedas padecer, sin medir consecuencia, porque no tiene remordimiento alguno, es una persona fría y cruel, que no le tiembla el pulso cuando tiene que herir tus sentimientos mas profundos.

Su abuso es pasivo/agresivo, puede hacerte desplantes silenciosos con total indiferencia de un momento a otro sin motivo existente, miradas desaprobadoras, mal humor, o terquedad, lo cual te deja en un estado de desconcierto absoluto, y acto seguido te lleva a vivenciar las emociones mas gratas con la misma intensidad, esto lo hace como manipulación para lograr la desestabilización emocional de su victima.

En la victima se va creando una disonancia cognitiva, por no poder comprender la realidad de lo que esta sucediendo, duda de si misma, de su accionar, se siente culpable… las palabras de su victimario han quedado bien implantadas en su mente con sus maniobras perversas de desvirtuar la realidad, de desviar la atención de su manipulación y de hacerle creer que el esta exento de toda responsabilidad sin el menor impulso a sentir absolutamente nada por ello.

La victima una vez padecido por el huracán en su vida de un psicópata, queda en crisis post traumática, angustia severa o depresión.

Siente un vacío en su interior como si hubiesen abusado de su alma, luego del acoso psicológico y mental que ha destruido su integridad.

La victima siente que ha estado en manos de una persona que desde un principio se ha percatado de crear un espacio propicio para generar confianza, empatía, conocer sus vulnerabilidades, sus fibras mas intimas en el inicio de la relación, para luego poder depredar, por lo que, les cuesta internalizar y asimilar una vez finalizada la relacion que ha estado entregando sus sentimientos, sueños, anhelos y deseos mas profundos a alguien que nunca existió. Ya que todo ha sido producto de una maniobra perversa de un psicópata que al romper el lazo final, lo hace con total desapego, indiferencia, frialdad y mala intencionalidad posible. Si la victima vuelve a acercarse ( lo cual no es recomendable), continuara haciéndola sentir culpable de todo lo sucedido.

Es posible que de inmediato busquen los psicópatas refugio en otras futuras victimas, o vuelvan incluso con aquellas que ya han caído en sus redes de maniobras perversas y han creado un apego total que consideran una droga para seguir subsistiendo y aun no han podido darse cuenta que ese amor es ficticio y que corre riesgo su vida.

El psicópata se alimenta del sufrimiento ajeno que el mismo provoca, desde un lugar muy oscuro dentro suyo acciona para destruir a su victima. Cuando siente que ha cumplido con su cometido puede alejarse sin culpa ni remordimiento alguno y con una frialdad indecible.

Si sientes que eres victima de un psicópata pide ayuda! y aléjate sin mirar atrás con contacto cero.

En Memoria de M.P

QEPD

Florencia Lozada Universo Shanti

Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin citar fuente (www.universoshanti.com) y autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Enter Captcha Here :