• Bajo Ninguna Circunstancia Las Terapias Complementarias Sustituyen Ningún Tratamiento Médico Tradicional

La Sombra De La Maldad

Existen ciertos rasgos característicos de personas malintencionadas, que eligen conscientemente causar daño psicológico o emocional a un otro por el mero hecho del disfrute, (aunque nos cueste internalizar ese concepto dentro de un marco medianamente razonable).

Hay individuos que frente a las adversidades que la vida les presenta se frustran de tal manera que llegan a resentirse, a diferencia de aquellos que ante los infortunios que experimentan se vuelven más resilientes y compasivos.

Como adultos responsables tenemos la capacidad de discernir entre lo correcto y aquello que no lo es, solo que existen personas que optan por desquitar su frustración y resentimiento con comportamientos malintencionados, para drenar tu energía y lograr de ese modo sentirse «un poco mejor».

Sus características varían desde su desmedido egocentrismo, su falta de empatía, su insensibilidad absoluta por el sufrimiento ajeno, carencia de sentimiento de remordimientos o culpabilidad, su falta de escrúpulos al momento de manipular, la frialdad y perversidad con la que premeditan y ejecutan su maldad, son narcisistas que consideran que todo lo que hagan tiene como único propósito el logro de un beneficio propio a costa del sufrimiento ajeno.

Esa sombra de la maldad, es la que empaña su ficticia manera de mostrarse ante los demás, y si logras captar las señales de su comportamiento tóxico y desnudas su ser con la verdad te convertirás en una  pesadilla para éstos individuos, ya que detestan quedar en evidencia. Podrán quedarse con la falsa idea de haberte manipulado pero en su fuero interno saben que no te han podido doblegar ante sus engaños. No hay peor cosa que enfrentarlos con la realidad, dado que son personas tremendamente inseguras de si mismas y se escudan ante una falsa personalidad de convicción y firmeza al accionar.


Grandes distorsionadores de la verdad, esa es la sombra de la maldad que llevarán a cuestas durante toda su vida, porque en definitiva son personas tan vulnerables y endebles que se resienten con la gente, con la vida, con el destino y por supuesto con ellos mismos, solo que esto último lo reprimen de tal manera que no les recuerde la frustración de su propio accionar.


Hay que ser más persona y menos personaje, porque cuando finges tu sentir el simulacro es contigo mismo. Y estos individuos saben que a solas aflora el verdadero ser, ese a quien no pueden manipular, ni engañar, ese ser que les muestra la sombra de su maldad.

Florencia Lozada Universo Shanti

Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin citar fuente (www.universoshanti.com) y autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *




Enter Captcha Here :