• Bajo Ninguna Circunstancia Las Terapias Complementarias Sustituyen Ningún Tratamiento Médico Tradicional

Chantaje Emocional

Las personas manipuladoras no cambian, excepto de estrategia.

Veamos cómo podemos identificar las artimañas de las cuales, una persona manipuladora puede servirse y en ocasiones desconcertarnos con su accionar malintencionado.

En un estado de vulnerabilidad podemos caer en la trampa mental de alguien que intenta imponer sus deseos y expectativas de forma sutil, e inclusive de manera evidente, (dependiendo de la inteligencia emocional del otro), y de cuan atentos estemos como para poder advertir las señales.

El chantajista emocional sabe leer con facilidad nuestra personalidad, temperamento y nuestra manera de reaccionar frente a determinadas circunstancias, tiene una cercanía que les permite alzarse con esa información y usarla para sus propios fines.

Puede ser muy sutil con sus intenciones pero siempre deja al descubierto señales que debemos aprender a tomarlas como tales y dejarnos guiar por ellas.

Leer entre líneas a una persona no es nada sencillo, y mucho menos cuando hay un vínculo cercano, pero hay ciertos patrones de comportamiento que nos indicarán de manera precisa que estamos ante una persona manipuladora emocional.

-Pueden recurrir al sentimiento de culpa, provocando en sus víctimas la sensación de estar actuando de manera injusta para con ellos y así acceder a sus peticiones voluntariamente.

-En ocasiones nos encontramos con una personalidad más seductora como fachada, su escucha es más activa, en la cual invierten su estrategia llevándolos a decirnos exactamente lo que “deseamos oír”, y a sentir que las soluciones a nuestros problemas “están en sus manos”; por lo cual no debemos preocuparnos; son los eternos “salvadores” que esperan pacientemente para dejar de manifiesto sus verdaderas intenciones.

-Luego, podemos toparnos con una personalidad más agresiva, donde se pone en evidencia la manipulación que ejercen provocando en el otro un sentimiento de temor, para así, tener el control absoluto de nuestra existencia.

Sea cual fuere la estrategia que elijan de acuerdo a su nivel de inteligencia, uno puede percibir las señales y no permitirles el abuso y chantaje emocional bajo ningún punto de vista.

¿Cómo lo hacemos?

Sacando a relucir NUESTRO PROPIO PODER, el cual si se consideraba nulo para algún otro, hacerles saber que estaba ahí, también esperando pacientemente para manifestarse y defender nuestra integridad y dignidad.

No hace falta caer en el juego  psicológico que intentan maniobrar, simplemente, darnos cuenta de las señales que van dejando rastro de una conducta tóxica y dañina y salirnos de esa dinámica, dejando en evidencia sus propias intenciones y la nuestra: NO CAER EN SU TRAMPA MENTAL de personas tóxicas y oscuras.  

Si lo analizamos bien, esos sujetos recurren al intento de manipular a los demás, por una fuerte carencia afectiva, pueden tener un importante complejo de inferioridad, pueden llegar a tener delirios de grandeza partiendo de la base de que poseen un “falso poder” del cual necesitan alimentarse justamente para engrandecer una fachada por su nula autoestima.

En definitiva, debemos mirar con compasión a esos individuos, pero sin permitir que nos chantajeen  emocionalmente, porque nuestro poder es personal y nadie tiene acceso a él, a menos que lo permitamos.

Florencia Lozada Universo Shanti

Prohibida la reproducción total o parcial de este artículo sin citar fuente (www.universoshanti.com) y autor

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *